Cuando la máquina te dice : ¿tú o yo?

ibm-ps2-1987 Una de las cosas mas claras que aprendí en el mismo instante que vi por primera vez un ordenador fue preguntarme que cosas sería capaz de realizar, dado que siempre supe que digitalmente e informáticamente esos sistemas no tenían prácticamente ningún límite. Dicho de otra forma es la sana curiosidad de cuales retos, metas, tareas, capacidades, diversidades, y sobre todo imaginaciones que podría de alguna forma llevar a cabo con cualquier “computadora digital“.

 

De entonces mi visión a cambiado realmente bastante poco, aunque haya pasado suficiente años, ciclos, generaciones y modelos de maquinas o computadoras me sigo preguntando que cosas puedo seguir haciendo con la misma máquina.

 

Llegado a este punto no comprendo pues o mejor dicho se me hace un poco difícil comprender que, no solo no tengan mas curiosidad los demás, muchos sigan el rol o protocolo como si en algún lado estuviera escrito de alguna forma. Cuando ya no tiene punto comparación con el resto de técnicas o mejor dicho aparatos electrodomésticos que bien pueden hacer una tarea muy bien pero nada mas, aquí con la informática puede ser una, y dos y tres y muchas pero muchas mas casi sin terminar de contar nunca.

 

Esto viene a “cuento” a los rumores, comentarios, ideas, políticas que ahora “gracias” a los atentados y otros actos vandálicos que se han producido últimamente estén por indicar que cosa si puedes hacer y que otras cosas no puedes hacer con una máquina, una computadora o en el mejor de los casos ahora con un teléfono.

Que si siempre identificarte, que si censurar medios, que si prohibir tor, que si no tener nada que esconder, que si el gpg no es permitido, que si las vpn no sirven para nada, que si muchas cosas.

 

No es ya que no puedas o sepas hacer alguna cosa con el ordenador, sino que este te va a indicar lo que realmente vas a hacer, puedes o dejaras de poder hacer. Y lo mejor de todo es que estas acciones son tanto activas como pasivas, activas porque lo tienes delante de tu nariz pero pasivas porque no tienes mas delantes de tu cabeza.

Es muy curioso pues entre otras cosas el gran cambio de valores, por un lado nos deshacemos de la naturaleza como si por puro capricho fuera incluso pensando que es infinita, en cambio con los medio tecnológicos que si realmente pueden hacer muchísimas mas cosas nos sometemos y nos inclinamos a obedecer como si santa naturaleza nuestra fuera.

 

Y luego dicen que los geeks, frikis, nerds y no se que nombres mas vivimos en un modelo “virtual”, y como muchas otras veces nada mas lejos de la realidad. Creo que muchas veces necesitamos mas silencio que ruido o comentarios fuera de los solicitados, pues bien que nos cuesta asimilar o asumir muchas cosas en un solo día.

 

Buen fin de semana.
Francesc