Rebelión centenaria

¿Qué es una nación? Dice el historiador Benedict Anderson que es una “comunidad política imaginaria1”. En la Pascua de 1916, un grupo de rebeldes irlandeses decidió que su isla sería una nación y que pondrían fin a la dominación británica. Así empezó el alzamiento que en 2016 completa cien años con múltiples celebraciones en el país – pero que curiosamente es poco difundido fuera de Irlanda.

El alzamiento, que los irlandeses llaman de “Rising”, fue duramente reprimido por las fuerzas británicas y desafortunadamente no recibió el apoyo externo que necesitaría para resistir. Por eso duró poco: fue aplastado en menos de una semana, tuvo sus líderes encarcelados y fusilados2. Pero ya habían redactado y proclamado la independencia de Irlanda con un texto de vanguardia que hacía referencia explícita a las mujeres, que participaron directamente en la rebelión armada, y a su derecho a votar.

Hay que recordarse que Europa enfrentaba la sangrienta Primera Guerra Mundial (1914-1918) y el ejército inglés lógicamente estaba en los frentes de batalla en 1916 – con apoyo, irónicamente, de irlandeses tanto “unionistas”, que defendían la permanencia de Irlanda en el Reino Unido, como de independentistas. El acto de proclamación fue firmado por siete líderes y divulgado el 24 de abril de 1916, un lunes, después de tomar de asalto el edificio central de los Correos (GPO, en inglés), transformado en su cuartel general en el centro de Dublín3.

El edifício de los Correos destruido
El edifício de los Correos destruido

A pesar de la sorprendente acción y de sus tareas de guerra en Europa, los británicos reaccionaron rápidamente y rodearon el centro de la capital. Los rebeldes no fueron capaces de tomar el puerto, lo que permitió que los ingleses transportasen hombres hasta Dublín. Al final de la semana ya tenían 16 mil soldados solo en la capital.

Con su cuartel general destruido y en llamas, los rebeldes tuvieron que abandonar el edificio. Tumbaron paredes vecinas para acceder a un conjunto de casas de una calle lateral. Hoy la población de Dublin lucha para evitar la construcción de un centro comercial en el lugar y preservar la arquitectura de los inmuebles. El edificio de los Correos sigue en el mismo lugar, una referencia de la ciudad.

La rebelión fue vencida con fuerza extremada. Los historiadores cuentan que la población, adversaria del movimiento en su principio, por la violencia de una guerra en el centro urbano y por no comprender su propósito, cambió de opinión cuando los líderes del alzamiento fueron ejecutados. Los rebeldes declararon su rendición para evitar más muertes entre civiles y salvar sus seguidores heridos.

En el espacio de nueve días, 15 líderes fueron fusilados – además de otro más tarde ahorcado en Inglaterra –, pero también el joven William Pearse, cuyo único crimen era ser hermano de Padraig Pearse, unos de los líderes del alzamiento. El socialista nacido en Escocia James Connolly4, nombre fundamental en la rebelión, fue fusilado a pesar de estar gravemente herido, aumentando la indignación entre el pueblo5. La independencia aún no llegaría – la declaración fue hecha solo en 1919 –, pero estaba lanzada la semilla definitiva que cambiaría el rumbo del largo proceso del fin de la dominación británica (excepto, claro, en Irlanda del Norte).

El centenario del alzamiento fue intensamente celebrado en marzo y abril, pero sus eventos siguen por todo el año. Con miles de actividades y una amplia cobertura en la prensa, los irlandeses fueron tomados de un sentido patriótico que quizá explique por qué la fecha es poco difundida fuera del país. El primer ministro conservador británico, David Cameron, anunció en marzo que el Reino Unido tendría en junio de 2016 un referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea. En ese contexto, el ejemplo de una pequeña isla de 5 millones de habitantes que declaró independencia y eliminó la pobreza es bastante arriesgado, sobre todo en una Europa que afronta cada día mayores problemas para contener sus rebeliones. Mejor no darles ideas y dejar el pasado en los libros de historia.

 

1Así lo describe en su libro “Imagined Communities: Reflections on the origin and spread of nationalism(1983)

2Aquí hay un relato detallado de la rebelión:  http://www.lahaine.org/est_espanol.php/a-los-cien-anos-del

3La Universidad de Cork hizo una página especial (en inglés) con la línea del tiempo de cada día: http://theirishrevolution.ie/timeline-events-easter-week-1916/

4Un documental de la televisión irlandesa sobre James Connolly: https://youtu.be/vWGIOIbhOHk. Y aquí una breve biografía: https://www.ria.ie/research-projects/1916-portraits-and-lives/connolly

5Este website (en inglés) fue hecho especialmente para las celebraciones: http://www.ireland.ie

La película o no de American History X.

americanhistoryx

Ayer noche me quedé a contemplar la película “American History X” de la que tiene muchos o varios ángulos interesantes que tratarse.

 

Cabe destacar que el argumento de plano y de pronto no transmite ni gratitud, ni interés ni motivación alguna. Conociendo todos las polémicas, problemas y manifestaciones raciales diarias que se desarrollan o se producen en cualquier parte del mundo, todavía así no cabe olvidar nunca que en el peor de los casos todavía queda (o cabe un buen hueco) para la sorpresa, para las manifestaciones sorprendentemente mas claras y sobre todo para un avance cuando todo está colapsado o sin sentido, a nivel personal, particular y sobre todo muy íntimo.

El hilo, el argumento y sobre todo la forma en que poco a poco la película nos explica la historia ayuda (quizás demasiado) en entender y adelantar los hechos y las situaciones que se alcanzan (y por otro lado lo deja justo por encima o sin profundizar mucho mas de lo necesario).

 

Tan interesante es la forma o hilo metafórico que se sostiene de manera superficial pero mas que suficiente para cualquier espectador, que llegaba a tal punto en que me planteé incluso que esta misma película debería ser de visión obligatoria en ciertos ámbitos, en cierta edad y sobre todo cierto espacio con total dedicación al argumento. Generando así a la vez un debate después de la película en donde varios chicos jóvenes puedan analizar sus impresiones, sus conclusiones y sobre todo lo mas importante sus experiencias de como unos leves minutos con la familia cambia todo el sentido la vida de varias personas, queriendo o sin querer. No hablo ya de reaccionar ni despertar gracias a una hora y media de pura película, pero si quizás un toque de atención en algo que curiosamente puede pasar y suceder en cualquiera.

Revelar el argumento, del que casi ya he hecho bastante no tiene mucho caso, lo que si hace muy bien en aspectos generales es comenzar por la parte mas evidente de la crisis, o sea en máximo tono violencia. si vamos a hablar o hacer de esto pues vamos a lo que vamos, planteemos pues la situación real en unos minutos mas que suficientes de introducción.

 

American History X puede considerarse un tema y argumento de nivel medio o bajo para representar ciertas realidades cotidianas, pero como película que trata de poner algunos claros ejemplos de la sociedad es fácil pues interpretar, asumir o sentirse en la piel en algunos de ellos. Los entornos, la crisis económica, la inmigración, la historia, los barrios, las canchas, las pandillas, las salidas laborales, las amistades no deseadas, todo son parte del círculo que quieras o no estás incluido.

¿El final? El final de la película no augura nada, absolutamente nada, de ahí que luego se revele o se manifieste todavía con mayores intenciones los actos violentos, algo así como un efecto retardado que sale de una forma u otra. Difícil de evaluar y mucho menos de madurar. ¿Que se veía venir? Si claro todo se ve venir, pero precisamente si lo ves venir… ¿como es posible que no canalices otra opción? Pregunta bastante inoportuna e incluso ofendible a cualquier individuo/”paciente” cuando se haya en una situación tan “descontrolada” particularmente como personalmente.

 

Al final de todo hasta puedes darte cuenta que el real protagonista de la película es otro y no quien te pusieron en frente pantalla constantemente, es algo que no siempre estamos tan ni tan acostumbrados en reaccionar ni tener en cuenta con previo tiempo. Y todo tiene una semilla, ¿adivinas quien, donde y cuando surge? Pues de la forma mas sencilla, natural, neutral y curiosa del mundo. Lo cual por propia experiencia cabría incluso sopesar, sospechar y prevenir que podría suceder siempre así, pero es otro tema, otro debate y otra complejidad que dejaremos por ahora aquí.

Es muy muy discutible que un neonazi interprete las cosas de otra forma mas que las que ya tiene asumida. Pero aquí viene lo que a muchos en términos de psicología nos interesa mucho mas, que para no gastar mas palabras ni espacio lo podemos resumir en : “ser víctima de su propia medicina“. Cuando uno pues es víctima de ciertas condiciones es pues cuando cambia de valores bajo un juicio bastante imparcial pero simplemente víctima de una forma visión de la que sin querer queriendo entras a formar parte y juicio sin suficiente preparación ni visión amplia necesaria, sin hablar de perspectiva de vida, lo mismo que dijimos en anterior párrafo respecto a la semilla. Y aunque la película acaba con un lema muy claro y clarividente en todo el hilo y argumento, hay que entender por que, bajo que circunstancia y como se llega a él, cuando a priori todo parece “tan simple y sencillo“. La vida da muchas pero muchas vueltas, y tú… ¿estás preparado?.

 

XikuFrancesc

El Partido Popular y lo superfluo en la naturaleza

No me acuerdo si el enunciado es así, pero al parecer en na naturaleza no hay superfluos. Y, si los hay, se encarga de eliminarlos. En el poder pasa algo parecido.

Siempre me ha resultado curioso que se hayan destapado tantos casos de corrupción1 de un partido de derechas, como pasa con el PP (Partido Popular) en España, antes y durante su turno de poder.

Es curioso porque el núcleo de poder de cualquier sociedad protege a la derecha cuanto pueda – dentro de un límite que no amenace su propia existencia –, aún más en uno de los grandes países del Occidente. La derecha no representa ningún peligro a las estructuras capitalistas. De ahí que sea “recompensada” por los dueños del poder (legislativo, judicial, empresarial).

En 2015, sobre todo después de las elecciones generales, pareció consolidarse la idea de que el PP es superfluo en la política española. Hay un nuevo partido, de gente joven, que puede reemplazarlo y hacer desaparecer el desgaste que acumula sin pérdidas para el campo conservador: Ciudadanos. Se presenta de manera diferente y, como era necesario para que cumpla esa función, como el primer adversario de la corrupción.

El año pasado, el partido alcanzó 13,93% de los votos y 40 escaños2, un resultado expresivo para un grupo nuevo, pero abajo de lo que predecían institutos y del potencial trompeteado por la prensa. El tiempo lo dirá si Ciudadanos sabrá completar el reemplazo o si el PP conseguirá una improbable remontada de imagen. Albert Rivera, su líder, tiene una cara muy joven para el elector tradicional del PP. Y la fuerza de los partidos que la prensa llama “emergentes” (Podemos y Ciudadanos) para sepultar el tradicional bipartidismo está todavía por probarse. Pero a ojos de 2016 el PP es claramente un partido superfluo y, por lo tanto, reciclable.

1Aquí el diario conservador El País hace un resumen de los casos de corrupción contra el PP hasta la fecha (2014).

http://politica.elpais.com/politica/2014/10/28/actualidad/1414520083_814722.html

2Resultado de las elecciones generales en España: http://resultados.elpais.com/elecciones/2015/generales/congreso/

Tanguillos del Golpe (por Juan Palacios)

[Voces, ruido de disparos, gritos:

(Quietos todo el mundo, se sienten, coño, al suelo, al suelo![varias veces]]

[Cantado con la música de *Aquellos duros antiguos / que tanto en Cádiz dieron que hablar …+, nótese la similitud de los comienzos de ambas composiciones.]

Aquellos guardias civiles
que interrumpieron la votación
jodieron la investidura
del jefe de la nación,
secuestraron al gobierno,
la prensa y la oposición.

Allí estaba Tejero,
vaya un pitote,
con su tricornio negro,
su traje verde
y con sus bigotes.
Se subió a la escalera
y les habló,
“estense todos quietos,
¡ay, por favor!”

Estaba la gente
cagaita de miedo,
bajo sus escaños,
tiraos por el suelo.
De repente el Guti
se fue pa’l Tejero,
¡ay coño, qué susto,
nos matan al viejo!

Tejero, como ya dije,
sin moverse de su sitio,
se puso a pegarle tiros,
al techo del hemiciclo.
Suárez se queda quieto,
Carrillo no mueve un dedo
y el pobre de Sagaseta,
rodilla en tierra,
rezando el credo,
y hasta se empinan los rizos
de la cabeza del Escuredo.

Qué nochecita pasamos
lo’ españoles,
vaya una gracia,
si el Borbón no lo remedia,
nos quitan la democracia,
las huelgas, los sindicatos
y hasta la Constitución.

Los tanques por Valencia,
van como locos,
menos mal que Juan Carlos
me los convence
poquito a poco.
Y al ver cómo se pone,
la situación,
se reúne la junta
de Estao Mayor.

Y al cabo de un rato
sacan una nota,
que dice: “Tejero,
no seas cabezota.
Ríndete al momento,
no seas desgraciao,
que los golpeteros,
te han abandonao.”

Tejero, sin inmutarse,
sin bajarse del poyete,
le pega un corte de mangas,
al Aramburu Topete.
“De aquí no se mueve nadie,
soy el caballo de Troya
y estoy dispuesto a cargarme
medio Congreso
si no me apoyan,
que estoy hasta los bigotes
de que me tomen
por gilipollas.”

El Bingo (por Pepe da Rosa)

Ni sé por qué juego a esto
ni sé por qué vengo al bingo,
sabiendo si al bingo vengo,
que no solamente pringo
sino que pierdo en el bingo
las cuatro gordas que tengo.
Yo vengo a pasar el rato
pero en vez de echar lo bueno
me rebelo, me enveneno,
me mosqueo, me arrebato
y termino cabreao,
viendo que me falta el cuatro
y hace bingo el que está al lao.
Y me dan las siete cosas
y me pongo colorao
y hay que ver por lo bajito
como pongo al que ha cantao.
Y aunque juego, no lo niego
tengo que reconocer que
mira que es tonto el juego.
No vale tener talento
ni hace falta una carrera,
es tan cándido el invento
que puede jugar cualquiera.
En medio de la semana
en sábado o en domingo,
el más listo hace una linea
y el mas tonto te hace un bingo.
Esto no es una quiniela
que calculando te vale,
ni aquí cabe calcular
ni calculando te sale.
Es un número que viene
y miras tu cartón
y lo tienes o no lo tienes
y aquí se acabó el carbón.
Y qué curiosa es la gente
que achaca su mala pata
a mil cosas diferentes.
“Pues me voy a aquel rincón
que aquí la guasa la tiene
la niña que trae el cartón.”
Y cambia por cien Teresas,
de bolígrafo cien veces
y ochenta veces de mesa.
Que no es eso Baldomero,
que no es esa la cuestión,
la cuestión es que el cartón
lo rellenes el primero.
Y hay que ver como me deja
la circulación sanguínea
cuando escucho allá a lo lejos
una voz que dice “Línea”.
Y lleno de incredulidad
digo con cara de tonto
“Oh, que pronto. Linea ya”.
Y otra que no aguanto
mi número que no salga
habiendo salido tantos.
Por ejemplo, tengo el tres
y me sale el dos, el uno
el cuatro, el cinco, el seis
y ya no queda ninguno
por salir del uno al diez
salen todo menos uno
que es el que yo tengo, el tres.
Y aquí ya no puedo más,
me quedo tieso otra vez
me voy pegando un respingo
pensando mientras me acuesto
“ni sé por qué juego a esto
ni sé por qué vengo al bingo”.