Se terminan no los juegos olímpicos, sino unos.

Quizás es hora ya de sacar ciertas conclusiones (si es que se puede considerar así) sobre algunos, pocos o muchos detalles que han dado en especial siguiendo estos días los JJOO Brasil 2016, sin duda han sido a la vez muchas noticias extra deportivas que han marcado un poco no la tendencia pero si el tono, color y forma que se estaba gestando en Brasil la gran fiesta.

Lo que más me gustó comprobar este año con los JJOO Brasil 2016 es que todo evento ya tiene digamos su plataforma y sus recursos mas o menos establecidos. Me ha hecho ver, recordar o incluso confirmar que “todo estaba atado y bien atado“. Es como decir que los medios necesarios para cumplir ya se saben perfectamente cuales son. Atletas, uniformes por paises, integrantes, entrenadores, patrocinadores, calendarios, programas, horarios, rutina, puntualidades, y finalmente ejecutarlo a la máxima perfección posible.
El material se dispone fácilmente hoy en día, el transporte es solo una operación más, solo luego al final podemos dejar un poco de logística para cada país de turno que le toca recibir o mejor dicho organizar tal evento, pero es ya casi minúsculo o simbólico lo que llega a ejecutar o proceder de forma autónoma.

Lo que mas me gustó ver y comprobar incluso en las mismas imágenes de los juegos olímpicos fue descubrir como muchas muchas cosas lo tapaban con simple lona, una tela normalmente de plastico aunque puede haber de otro material, pero unos colores muy vivos para así disimular o sobre todo dar un color y una entonación acorde a lo necesario por ver y para ver siempre en Tv.
Que el espectador no tenga ni el tiempo, ni la necesidad, ni la sospecha de que todo es solo eventual, casual y muy temporal. Aqui te lo monto aquí te lo dejo ahora. Es como decir siempre que “vivamos el momento, ahora” y luego ya veremos. El presente obviamente es muy presente, el futuro lo dejamos para otros que no hay nada o mucho por decidir todavía.

Tengo cierta sospecha aunque no ando nada seguro pero me dio la sensación de que ajustaron todo el calendario a estas cortas semanas llenas de actividades por día. Ha sido casi una carrera maratoniana que si bien incluso se han realizado algunas actividades sin haber realizado la ceremonia apertura, o mejor dicho apenas pocas horas después de la ceremonia comenzaron las primeras actividades casi “sin pausa para la publicidad“.
De hecho no dudo que estos se tenían que apurar un poco pues precisamente en muchos otros paises comenzaban ya sus clásicos torneos de apertura y no se puede ni sobreponer, ni desprogramar ni mcuho menos descompensar un deporte por otro. Pues todos deben recibir paralelamente el trozo de tarta o pastel que le corresponde y mañana al siguiente de turno.

Afortunadamente como desafortunadamente hay cosas que siempre escapan de la mano a toda organización, sea del color que sea el protocolo o control que se quiera llevar, esas peticiones de mano y sobre todo esa facilidad con la que en pleno verano y país de fiesta se ha aprovechado para declarar amor, sea del género que sea y hacia la persona que sea, sin preocuparse en lo mas mínimo como en lo que la verdad quiere decir y transmitir : no tiene precio.

Veremos ahora los próximos dentro de cuatro años, que quizás hasta parece un poco lejano pero dudo lo puedan adelantar un poco mas, la tradición olímpica tiene lo suyo, solo los juegos de invierno que será dentro de año y medio calmará un poco ciertos ánimos. Disfrutaron y gracias, pues ya nadie les quitará lo bien bailado.

XikuFrancesc