El Partido Popular y lo superfluo en la naturaleza

No me acuerdo si el enunciado es así, pero al parecer en na naturaleza no hay superfluos. Y, si los hay, se encarga de eliminarlos. En el poder pasa algo parecido.

Siempre me ha resultado curioso que se hayan destapado tantos casos de corrupción1 de un partido de derechas, como pasa con el PP (Partido Popular) en España, antes y durante su turno de poder.

Es curioso porque el núcleo de poder de cualquier sociedad protege a la derecha cuanto pueda – dentro de un límite que no amenace su propia existencia –, aún más en uno de los grandes países del Occidente. La derecha no representa ningún peligro a las estructuras capitalistas. De ahí que sea “recompensada” por los dueños del poder (legislativo, judicial, empresarial).

En 2015, sobre todo después de las elecciones generales, pareció consolidarse la idea de que el PP es superfluo en la política española. Hay un nuevo partido, de gente joven, que puede reemplazarlo y hacer desaparecer el desgaste que acumula sin pérdidas para el campo conservador: Ciudadanos. Se presenta de manera diferente y, como era necesario para que cumpla esa función, como el primer adversario de la corrupción.

El año pasado, el partido alcanzó 13,93% de los votos y 40 escaños2, un resultado expresivo para un grupo nuevo, pero abajo de lo que predecían institutos y del potencial trompeteado por la prensa. El tiempo lo dirá si Ciudadanos sabrá completar el reemplazo o si el PP conseguirá una improbable remontada de imagen. Albert Rivera, su líder, tiene una cara muy joven para el elector tradicional del PP. Y la fuerza de los partidos que la prensa llama «emergentes» (Podemos y Ciudadanos) para sepultar el tradicional bipartidismo está todavía por probarse. Pero a ojos de 2016 el PP es claramente un partido superfluo y, por lo tanto, reciclable.

1Aquí el diario conservador El País hace un resumen de los casos de corrupción contra el PP hasta la fecha (2014).

http://politica.elpais.com/politica/2014/10/28/actualidad/1414520083_814722.html

2Resultado de las elecciones generales en España: http://resultados.elpais.com/elecciones/2015/generales/congreso/

2 respuestas a “El Partido Popular y lo superfluo en la naturaleza”

  1. Pero es muy lógico que sea así de superfluo, basta decir que de tal palo pues tal astilla. Si antes el electorado solo era capaz de distinguir cosas superfluas, pues imagina «sus hijos» como serán si estos por nacimiento son superfluos mas todavía. Me alegra que menciones un ejemplo tan evidente o claro de la península ibérica, mas no dudo que algo similar podrá pasar a la vez en cualquier otro país del mundo. Sociología y psicología, como tu ya muy bien sabes @tama insisto mucho en esos puntos. Y como dicen en tantos sitios : vamos a cambiar todo para que nada cambie. Buen fin de semana.

Comentarios cerrados.