De lo teórico a lo práctico.

250px-Moisés-Michelangelo-SPV
Mientras me di el placer hoy de dejarme llevar por la tv entre tantos canales (algo que no es tan facil para mí) observé o entendí que nos dejamos llevar demasiado por ciertos tecnicismos. 
No discuto que si bien es bueno saber y conocer los tecnicismos, no es tan para invitar, ampliar y mejorar la colaboración de muchas personas que no lo conocen, pues sobrevaloramos nuestro ego u ombligo y nos olvidamos de muchos mas factores.
Es indudable que cada día tenemos mas medios y formas de comunicarnos, pero parece siempre es muy estigmatizado o mejor dicho programado para que sirve y de que sirve cada uno de estos medios. Entre otras ideas me queda claro que no aprovechamos ni sacamos realmente la utilidad necesaria (si bien es cierto que es la etapa mas dificil de llevar a cabo), no existe realmente ni remotamente un proyecto en común, ni una consecuencia y ni un solo resultado mucho mas palpable o directo a lo que nuestros medios, técnicas y recursos nos ofrece así de plano. 
¿Cuales metas podemos establecer y proceder en beneficio de todos? ¿Cual publicidad o contra publicidad somos capaces de manejar para mejorar uno y todos los presentes?
Se puede incluso mantener un debate constante, abierto y periódico, en sentido que poco a poco y en base de cada persona, de cada grupo y de cada zona pueda ir marcando sus prioridades, sus necesidades, sus recursos, sus disponibilidades, sus facilidades y sus dificultades mas mayores.
Lo que no cabe ninguna duda es que el rol de ayer ya no sirve para hoy, si bien ayer todos estabamos mirandos siempre la tv para saber que cosa teniamos que decir, que comprar, que ganar o que votar, ahora tenemos el gran compromiso y obligacion de hacerlo nosotros mismos. Del pasivo pasamos al activo no por casualidad ni accidente, sino por naturaleza, justicia y necesidad.
Tenemos temas a aburrir, por no decir incluso necesidades urgentes por adelantarnos o precipitarnos. Desde la imprescindible economía, la inevitable política, hasta los eventos locales mas indescriptibles tienen cabida en la red. Nunca nada sale por casualidad sino es precisamente buscándola, y como mil veces hemos leido de Picasso que la inspiración (como muchas otras cosas) nos pille trabajando.
Y para terminar, me recuerda todo esto mucho al gran trabajo de Miguel Angel cuando terminó de esculpir la estatua de el Moisés, que solo faltaba que hablase de forma clara y autoritaria. Y eso es lo que nos falta a todos nosotros : hablar, hacernos escuchar (todos entre todos y por todos) de una forma mas global y no solo por la pormenorizada hasta la fecha. bien puede ser por escrito, en mensajes cortos, largos, resumenes, propuestas, ideas, pedidos. Hacer de alguna forma explotar las ideas, las necesidades, buscar realmente un resultado práctico, real, directo. Insistir y repetir con nuestras propias ideas, buscar quien nos acompaña, quien nos puede acompañar, quien nos puede ayudar o incluso también a quien podemos ayudar, como compensar, como obtener mutuos beneficios.
¿Tan utópico es siempre lo que pedimos?

2 comentarios sobre “De lo teórico a lo práctico.”

Los comentarios están cerrados.